La consejera de Economía e Infraestructuras de la Junta de Extremadura, Olga García, ha inaugurado el pasado viernes 9 de noviembre en Mérida una jornada divulgativa en la que se ha presentado el Proyecto Agile, que según ha avanzado va a suponer “un punto de inflexión en la relación con la Administración Autonómica”.

La Dirección General de Industria, Energía y Minas, está desarrollando en la actualidad el proyecto AGILE (Aplicaciones para la Gestión Industrial Electrónica), dentro del Objetivo Temático OT.2 (Garantizar un mejor uso de las tecnologías de la información) del Programa Operativo FEDER 2014-2020, siendo su  finalidad el desarrollo de las funcionalidades o aplicaciones informáticas que se precisan para atender las necesidades de los ciudadanos en su relación con la Administración Autonómica de Extremadura, que permitan la gestión por medios electrónicos de los 125 procedimientos y actos administrativos catalogados relativos a las materias de industria, energía, minas, ahorro y eficiencia energética, metrología, instalaciones radiactivas e instalaciones de radiodiagnóstico médico, de acuerdo con las competencias asumidas en dichos campos por la Comunidad Autónoma de Extremadura, que son ejercidas en la actualidad por la Consejería de Economía e Infraestructuras, a través de la Dirección General de Industria, Energía y Minas.

El proyecto tiene como objeto final facilitar a los ciudadanos la realización de los trámites de inicio de los procedimientos o la realización de actos únicos (tales como la presentación de declaraciones responsables), y agilizar la instrucción de las actuaciones y trámites que deban ser realizadas por los distintos Servicios y Unidades dependientes de la Dirección General de Industria, Energía y Minas, todo ello de conformidad con los principios de actuación marcados en la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, y en la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público.

La consejera ha explicado que la implantación de estos medios era la medida que faltaba para completar la simplificación y agilización en la puesta en funcionamiento de los establecimientos, instalaciones y productos sujetos a normas de seguridad industrial, no sometidos a autorización administrativa, habitualmente denominados “liberalizados”.

La ventaja más visible de esta mejora es que los ciudadanos podrán efectuar todos los trámites del procedimiento mediante la utilización de cualquier ordenador a través de la Sede Electrónica de la Junta de Extremadura, con los debidos niveles de garantías y seguridad en los contenidos y trámites electrónicos.

Anualmente en Extremadura se tramitan alrededor de 15.000 licencias de establecimientos, instalaciones y productos liberalizados, cuya puesta en funcionamiento precisa de la acreditación previa del cumplimiento de las normas de seguridad industrial, y cuya aplicación se extiende a todos los sectores: doméstico, institucional, industrial, comercial, sanitario, asistencial, agrario, etc.

“La mejora derivada de la implantación de los medios electrónicos será un factor que contribuirá a la mejora social y económica de nuestra comunidad autónoma, y permitirá a los ciudadanos una tramitación más ágil y cómoda de sus expedientes”, ha aseverado Olga García.

A este procedimiento se unirán progresivamente los recursos informáticos y normativas para la tramitación telemática de otros procedimientos hasta completar el catálogo de trámites en materia industrial, energética, minera, de ahorro y eficiencia energética, metrología e instalaciones radiactivas y aparatos de rayos X, en definitiva, en todas aquellas en las que nuestra Comunidad Autónoma tiene competencias.

Fuente: Junta de Extremadura

Imagen: Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unportde