La subvención de Incentivos Autonómicos de la Comunidad Autónoma de Extremadura cuenta con una línea de ayudas destinada a las empresas industriales productivas para favorecer la implementación de proyectos que promuevan la transformación digital y conlleven la introducción efectiva en sus sistemas de tecnologías digitales, de comunicaciones, tratamiento de datos, de inteligencia, análisis y de gestión.

La industria 4.0 aúna los procesos de automatización con las tecnologías de la información y se presenta como uno de los principales retos que debe abordar el tejido empresarial extremeño.

En estos últimos tiempos hemos visto como las nuevas tecnologías irrumpían en nuestras vidas. La cuestión que se nos plantea ahora es en qué puede beneficiar esta revolución a las empresas de nuestra región y cómo afrontarla.

Inmersos en la cuarta revolución industrial estamos asistiendo a un absoluto cambio en nuestro modo de producir, conectarnos y vivir. La industria 4.0 aúna los procesos de automatización con las tecnologías de la información.

En un mercado globalizado y altamente competitivo, la perspectiva 4.0 supone un motor de innovación en el sector industrial para generar productos customizados, es decir, adaptados a las demandas de clientes con un alto nivel de exigencia; a través de procesos productivos que maximicen la eficiencia, reduciendo costes y tiempos.

En nuestra región, la sostenibilidad de nuestro tejido industrial pasa por la transformación hacia la industrial 4.0. Como en otras ocasiones, el mercado impone su lógica y ritmo. La evolución no es una opción sino una obligación para todas aquellas empresas que quieran afrontar el futuro con garantías de éxito.

Recursos públicos para la transformación 4.0

Para recorrer esta senda, las empresas cuentan con el apoyo y acompañamiento de la administración pública. Y es que, consciente de la importancia estratégica del sector industrial, la Unión Europea está destinando recursos para impulsar la revolución industrial digital y promover el desarrollo de programas en sus estados miembros.

En el nivel regional, la Junta de Extremadura tiene activas unas subvenciones a fondo perdido dirigidas a la empresa industrial productiva para implementar proyectos que promuevan su transformación digital y conlleven la introducción efectiva en sus sistemas de tecnologías digitales, de comunicaciones, tratamientos de datos, de inteligencia, análisis y de gestión.

Estas ayudas están enmarcadas en la línea 3 de los Incentivos Autonómicos a la inversión empresarial que se pueden consultar a través de la web de la Dirección General de Empresa y Competitividad: https://extremaduraempresarial.juntaex. Es

El importe mínimo subvencionable es de 10.000 euros, mientras que el porcentaje máximo varía en función del tamaño de la empresa, desde el 45% en empresas pequeñas, hasta el 25% en empresas grandes.

Las inversiones subvencionables cubren conceptos como el coste del proyecto de consultoría exigido para poder optar a la modalidad (hasta el 35%), gastos de consultoría para la implantación de las mejoras, adquisición de activos inmateriales o inversiones en hardware.

Para optar a esta subvención es imprescindible que la empresas se sometan a un análisis evaluativo previo para determinar su punto de partida en la implementación de la tecnología digital e identificar mejoras que les ayuden a ser más competitivas. Este primer paso se puede llevar a cabo  con la herramientas on-line HADA  , a través de la cual las empresas pueden realizar un autodiagnóstico con el que obtener un informe acerca de su grado actual de madurez en base a 6 niveles definidos, y compararse con otras empresas de su mismo sector, tamaño y ámbito geográfico.

Fuente e imagen: Dirección.General de Empresa. Junta de Extremadura