El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura, celebrado el pasado día 25 de septiembre, acordó, entre otras medidas adoptadas, autorizar la convocatoria de las ayudas destinadas a la inversión empresarial en actividades industriales con gran impacto económico y social, con una dotación de 44 millones de euros.

La finalidad de estas ayudas es hacer más atractiva nuestra región a posibles inversores y favorecer la inversión productiva.

De acuerdo con la orden de convocatoria, toda empresa beneficiaria deberá hacer una aportación financiera mínima al proyecto del 25% de los costes subvencionables, bien mediante sus propios recursos o bien mediante financiación externa, exenta de cualquier tipo de ayuda pública.

Los proyectos que opten a estas ayudas podrán obtener ayudas por importe de hasta un máximo del 11 por ciento de la inversión, con un límite de 44 millones de euros, y deberán instalarse en cualquier tipo de suelo calificado como industrial, con independencia de cuál sea su titularidad.

Asimismo, los promotores se deben comprometer a mantener la inversión, la actividad y el empleo generado durante un plazo mínimo de 7 años, mientras que el importe mínimo del proyecto de inversión subvencionable será de 50 millones de euros y deberá crear un mínimo de 100 nuevos puestos de trabajo indefinidos directos, incluido, en su caso, el personal fijo discontinuo.

Estas ayudas serán compatibles con cualesquiera otras que puedan proceder de las administraciones local, regional, estatal o de la Unión Europa.

El plazo para presentar solicitudes comenzará a partir del día siguiente al de la publicación de la orden en el Diario Oficial de Extremadura y finalizará el 31 de diciembre de 2020.

Las ayudas serán tramitadas mediante el procedimiento de concesión directa en régimen de convocatoria abierta.

Fuente: Junta de Extremadura

Imagen: Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unportde