De acuerdo con un estudio de septiembre de 2017 firmado por Jaime Malet, presidente de la Cámara de Comercio de EE.UU. en España, nuestro país, por su localización, economía y relaciones internacionales, cuenta con una posición única para convertirse en un aliado clave para Estados Unidos en los próximos años.

En la actualidad, cerca de 1.000 firmas americanas poseen filiales y sucursales en España y emplean a más de 150.000 españoles, especialmente en los sectores de automoción, química, manufacturas, farmacia, consumo, TIC e industrias de servicios.

Esta situación ofrece grandes oportunidades de colaboración de cara al futuro, en diferentes sectores de interés como el petróleo y el gas o las finanzas.

Petróleo y gas

Como socio fuerte de EE.UU. España puede desempeñar un importante papel en el sector del petróleo y el gas. Si, tal y como viene solicitando la UE, finalmente se realiza la conexión de gas con Francia, España, que recibe gas de Argelia, cobrará un gran protagonismo a la hora de asegurar el suministro de gas europeo, en la actualidad excesivamente dependiente de Rusia. EE.UU. podría convertirse pronto en uno de los mayores exportadores de gas natural licuado con una capacidad de producción de 60 millones de toneladas por año, lo que representa una oportunidad única para España. Dado que la española es la red de regasificación más grande de todos los países europeos con costa, puede convertirse en uno de los mayores importadores de gas natural licuado americano y dar acceso a la red europea de gas. De hecho en 2016 España recibió su primer envío procedente de Louisiana.

África

España puede servir también como plataforma de inversión y logística para apoyar a pymes americanas que quieran crecer y afianzar su posición en mercados europeos a través de un entorno seguro y favorable para los negocios. Pero España es algo más que una puerta de acceso a Europa; la Cámara de Comercio de EE.UU. en España respalda un plan para usar las Islas Canarias, el territorio europeo más meridional, como foco de atracción de Inversión Extranjera Directa para firmas estadounidenses que quieran expandirse por África oriental (logística de puertos y aeropuertos, banca especializada, call centers, etc.)

El papel de España como puerta de acceso al resto de Europa y África se ve claramente ejemplificado en la reciente instalación de un cable de datos de alta velocidad bajo el mar que recorre desde Virginia hasta el País Vasco. El proyecto ha sido realizado conjuntamente por Facebook, Microsoft y Telefónica, y se ha convertido en el cable más rápido de este tipo que atraviesa el océano Atlántico (con un ancho de banda de 160 terabits por segundo; más de 15 millones de veces el ancho de banda de la conexión de un usuario medio de Internet). Su instalación no solo pretende mejorar la conectividad entre EE.UU, y España así como con el resto de Europa, sino también permitir en el futuro conexiones con otros cables submarinos en África, Oriente Medio y Asia.

El atractivo de España

EE.UU. es desde 1960 el principal inversor extranjero en España. Según ese informe, España atrae inversión extranjera porque su marco regulatorio resulta atractivo y su entorno es favorable para las filiales americanas. Cuenta con un fuerza laboral muy capacitada (3 de las 20 escuelas de negocio más prestigiosas del mundo son españolas) y posee excelentes infraestructuras. Además, al mercado interno de 46 millones de habitantes hay que añadirle además 65 millones de turistas, ya que se trata de uno de los tres destinos turísticos más importantes del mundo.

Es más, muchas empresas americanas en Europa, especialmente financieras, están buscando una alternativa al Reino Unido tras el Brexit. Grandes gestores de activos de EE.UU., como Blackrock y Fidelity, se encuentran entre los principales inversores de las principales compañías españolas que cotizan en Bolsa (IBEX 35).Eso es porque saben que las principales ciudades españolas cuentan con entornos estables para los negocios, sistemas financieros altamente desarrollados y una calidad de vida incomparable.

Fuente e imagen: ICEX-Invest in Spain