El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura, en su reunión del pasado día 14 de marzo, ha aprobado un decreto por el que se establecen las bases reguladoras y normas de aplicación del régimen de ayudas a la promoción de nuevas tecnologías en maquinaria y equipos agrarios, así como un decreto de ayudas para infraestructuras de almacenamiento y regulación en regadíos de montaña

Decreto de bases reguladoras del régimen de ayudas a la promoción de nuevas tecnologías en maquinaria y equipos agrarios

Este régimen de ayudas tiene como finalidad fomentar la difusión de nuevas tecnologías y su uso en común en el ámbito de la Comunidad Autónoma, mediante la concesión de subvenciones a agrupaciones de agricultores y ganaderos que adquieran máquinas y equipos agrarios que supongan una innovación tecnológica en una zona determinada y que contribuyan a mejorar los actuales sistemas de producción, el ahorro energético, la conservación del medio ambiente o las condiciones de trabajo de los agricultores. El fin último de las subvenciones  es mantener la población en el medio rural.

Los beneficiarios de las ayudas previstas en este decreto son las sociedades cooperativas de ámbito agrario y sus agrupaciones o uniones, las sociedades agrarias de transformación, las agrupaciones de tratamiento integrado en agricultura y las agrupaciones de defensa sanitarias ganaderas.

Las ayudas reguladas por este decreto tendrán la forma de subvención de capital. La inversión subvencionable máxima será de 250.000 euros por beneficiario y año y, en todo caso la cuantía máxima de la ayuda no podrá superar los 125.000 euros.

Estas subvenciones están cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) en un 75%, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente  y la Junta de Extremadura.

Decreto de ayudas para infraestructuras de almacenamiento y regulación en regadíos de montaña

El  Consejo de Gobierno igualmente ha aprobado un decreto mediante el que se establece un régimen de ayudas a las comunidades de regantes que estén ubicadas en zonas de montaña del norte de Cáceres para la construcción de infraestructuras de almacenamiento y regulación de agua para el riego.

También se contemplan las obras de acondicionamiento, mejora o ampliación de las ya existentes, siempre que ello suponga un incremento de su capacidad de almacenamiento.

Este tipo de regadíos presenta un déficit estructural en cuanto a la capacidad de regulación y almacenamiento, al haber sido escasas las obras realizadas para este fin.

Por ello, y a pesar de las actuaciones de mejora y modernización realizadas por las comunidades de regantes, la Junta de Extremadura y otras administraciones, la situación actual sigue siendo deficitaria, lo que condiciona de forma muy importante el desarrollo y mantenimiento de estos regadíos.

El Gobierno extremeño considera necesario apoyar, específicamente, la instalación de este tipo de infraestructuras en las comarcas del Valle del Jerte, la Vera y el Ambroz para mejorar y garantizar los regadíos basados en las aguas que circulan de forma marcadamente estacional por los cauces de estas zonas de montaña.

En este sentido, la Junta de Extremadura pretende avanzar en la resolución del problema mediante una convocatoria a la que podrán optar, en régimen de concurrencia competitiva, aquellas comunidades de regantes que dispongan de concesión de agua, con unos requisitos en cuanto a la naturaleza y la cuantía de las inversiones.

Además, la regulación de estas inversiones se adapta al nuevo Programa de Desarrollo Rural de Extremadura que, financiado a través del FEADER, se extenderá al periodo 2014-2020.

Para recibir las ayudas previstas en el decreto los proyectos presentados por  las comunidades de regantes deben disponer de la correspondiente declaración, informe o resolución de impacto ambiental favorable, acreditando que no causará impactos ambientales significativos, en particular sobre ningún lugar de la Red Natura 2000, y a no contribuir a empeorar el estado de las masas de agua.

La ayuda consistirá en una subvención a fondo perdido de hasta un máximo del 80% de la inversión, que será como mínimo de 50.000 euros y como máximo de 1.000.000 euros.

Fuente: Junta de Extremadura

Imagen: Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unportde