El Consejo de Ministros, celebrado el pasado viernes 12 de noviembre, ha aprobado la modificación del trigésimo séptimo Plan de Seguros Agrarios Combinados, así como el Real Decreto por el que se establecen nuevas bases reguladoras para la concesión de subvenciones de la Administración General del Estado al Seguro Agrario.

Este nuevo Real Decreto, que establece las bases reguladoras para la concesión de la subvención de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA) al Seguro Agrario, reconoce el procedimiento de concesión directa del apoyo público a la contratación de las pólizas del seguro. Además, contempla la Base de Datos para el Control Integral de Acceso a Subvenciones (CIAS), en la que constan los NIF o CIF para los que se ha verificado estar al día de sus obligaciones tributarias, frente a Seguridad Social y por reintegro de subvenciones. ENESA sólo concede subvenciones a las personas o entidades inscritas en esta base de datos, en cumplimiento de la Ley General de Subvenciones.

El trigésimo séptimo Plan de Seguros Agrarios Combinados, aprobado por el Consejo de Ministros de 11 de diciembre de 2015, contempla las líneas de seguros agrarios cuyo período de suscripción se inicia a lo largo del año 2016, así como los porcentajes de subvenciones aplicables a cada una de ellas.

El Gobierno ha apostado desde el primer momento por la política de seguros agrarios preservando las subvenciones en los peores años de la crisis, frente a lo que hicieron ciertas Comunidades Autónomas, y, además, se han mejorado algunas coberturas. Ello se ha traducido en que desde el otoño-invierno del año 2015-2016 se ha incrementado el volumen de producción asegurada a máximos históricos. Precisamente ante este aumento de la demanda, y con el fin de garantizar el mantenimiento del nivel de subvenciones durante este año, se ha incrementado, aun estando en funciones, el dinero destinado a las subvenciones en 56 millones de euros, pasando de los 211 iniciales a los 267 millones.

Prórroga del Presupuesto

Ante este aumento de la demanda, y para garantizar el apoyo público al seguro agrario de cara al ejercicio 2017, teniendo en cuenta las actuales cifras de contratación, y una dotación presupuestaria idéntica a la inicial de 2016 debido a la previsible prórroga del Presupuesto que imposibilita en este momento su incremento, es necesario realizar un ajuste en los niveles de subvención para las líneas cuyo período de contratación se inician el 15 de noviembre y que forman parte del trigésimo séptimo Plan de Seguros Agrarios Combinados.

Se excluyen del ajuste la subvención a la Retirada y Destrucción de Cadáveres, y el Módulo 1, que es una modalidad de seguro diseñado para atender daños catastróficos, que originan pérdidas superiores al 30 por 100 de la producción asegurada en el conjunto de la explotación. Este módulo continuará recibiendo la subvención máxima permitida por la legislación comunitaria, en línea con la política del Ministerio de Agricultura y Pesca, y Alimentación y Medio Ambiente de favorecer la contratación de, al menos, un seguro básico que permita la continuidad de la explotación.

En ningún caso se reduce la partida presupuestaria destinada a seguros agrarios. Se ajusta la subvención exclusivamente para que con el Presupuesto vigente pueda hacerse frente a la demanda. El compromiso se traduce en el hecho de que en 2016 el Gobierno ha subvencionado a los agricultores y ganaderos cerca del 40 por 100 del coste total de las pólizas.

El sistema español de seguros agrarios, aplicado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios, permite hacer frente a los riesgos naturales a los que se enfrenta la actividad de nuestros agricultores y ganaderos y constituye una herramienta estratégica para mantener la viabilidad de sus explotaciones.

Fuente: Gobierno de España

Imagen: Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unportde