La implicación de la sociedad de garantía extremeña con el fortalecimiento del tejido industrial de la región se traduce en la formalización de casi 300 operaciones el año pasado

La Sociedad de Garantía Recíproca Extremeña de Avales (Extraval), en la que participa la Corporación Empresarial de Extremadura, facilitó un volumen de préstamos a pymes, autónomos y emprendedores  de Extremadura por valor de 8,8 millones de euros en 2014. Estas operaciones se canalizaron a partir de 294 avales.

Los datos anteriores se analizaron en la Junta General Ordinaria de Extraval, celebrada recientemente, que sirvió para dar luz verde a las cuentas del año pasado y que permitió examinar los datos de actividad de la sociedad.

Al cierre de 2014, Extraval acumula una cifra histórica de avales formalizados por más de 154,9 millones de euros, a partir de más de 4.343 operaciones. Con estos fondos, la acción de la SGR extremeña ha propiciado una inversión inducida de 201,4 millones de euros.

Al finalizar el pasado año, el número de operaciones vigentes que acumulaba la sociedad de garantía extremeña de Avales eran 914. Su contribución al empleo, a partir de este riesgo vivo en vigor, se sitúa en más de 4.000 puestos de trabajo, repartidos entre 593 compañías.

Por otro lado, los partícipes (compañías que acceden a financiación de la SGR y aportan una pequeña comisión que, de manera mutualista, permite facilitar financiación a otros socios que acuden a la sociedad) de la entidad eran 1.394 a fecha del pasado 31 de diciembre, y el número de socios protectores se situaba ya en siete.

Tanto Extraval como el resto de sociedades de garantía restantes españolas se encuentran inmersas en un ambicioso Plan Estratégico que busca dar mayor protagonismo a un sistema de garantías mediante el que se puedan crear las condiciones necesarias para convertir proyectos empresariales viables en realidades tangibles facilitando financiación.

Ese Plan Estratégico de la Confederación Española de Sociedades de Garantía (SGR-Cesgar) pretende que el número de empresas respaldadas en todo el país se incremente en 25.000 nuevas pymes en este año y en el próximo, así como un crecimiento del 50% del riesgo formalizado (importe concedido a modo de préstamos/créditos), hasta alcanzar los 1.400 millones de euros, cuando el cierre de 2014 se situó en torno a los 900 millones en el sector.

En total, las SGR mantienen un riesgo vivo (importe prestado pendiente de devolución) de 4.350 millones de euros en 116.000 operaciones de financiación en toda España. Un hecho que tiene una repercusión clara en el respaldo al empleo: las empresas financiadas con el aval de una sociedad de garantía han permitido mantener cerca de 650.000 empleos en España.

Mejores precios, mayor plazo de amortización

Respecto a plazos de devolución, seis de cada diez pymes que acuden a una SGR como Extraval afrontan la amortización de sus préstamos o créditos en un plazo superior a los ocho años. Y en el 92% de los casos el periodo de devolución establecido se sitúa por encima de los tres años.

Precisamente la longitud de los plazos es una de las ventajas competitivas que aportan las sociedades de garantía frente a los canales tradicionales de financiación, algo que incide en que las cuotas mensuales sean más asumibles por las empresas.

Junto a ello, destacan unas condiciones más asequibles y ventajosas, como demuestra que el importe medio avalado en 2014 fue, en dos de cada tres operaciones respaldadas, inferior a los 66.000 euros.

Al cierre de 2014, el conjunto de Sociedades de Garantía acumula una cifra histórica de avales formalizados por más de 27.500 millones de euros, a partir de más de 700.000 operaciones. Con estos fondos, la acción de las SGR ha propiciado una inversión inducida de 35.759 millones de euros en España.

Su contribución al empleo se sitúa en casi 650.000 puestos de trabajo, repartidos entre 36.000 compañías. En el caso de Extraval, el número de operaciones vigentes que acumulaba al finalizar el pasado año eran 914.

Por otra parte, cabe destacar que el sector ha concedido históricamente más del 80% de las solicitudes presentadas, lo que demuestra la fiabilidad de las SGR (intermediarias entre pymes y entidades de crédito) y el alto compromiso de las empresas beneficiarias a la hora de devolver los importes recibidos.

El número de socios protectores y de socios partícipes de las sociedades de garantía recíproca (esto es, los accionistas, ya sean instituciones públicas o pymes) se ha incrementado durante 2014 y son ya 116.662 las operaciones impulsadas por estas entidades mutualistas.

En lo que se refiere al tamaño de las empresas, el 75% de los avales han tenido como destino micropymes (compañías con entre uno y diez trabajadores).

Productos y sectores

Durante 2014, los productos más demandados por las pymes españolas han sido los destinados a avales financieros (56 por ciento), ya fuesen de inversión o circulante fundamentalmente, mientras que los técnicos (avales para licitaciones públicas) han supuesto el 44 por ciento, según datos de SGR-Cesgar.

En lo que se refiere a la distribución según la actividad de la empresa, el sector servicios ha liderado en España el número de operaciones con un porcentaje del 41%, seguido del Industrial con el 25%; el Comercio, con el 19%; la Construcción, con el 12%; y el Primario, con el 4%.