Estados Unidos, primer mercado mundial de este producto, tirará de la aceleración del sector, según un informe cuyos resultados recoge el portal sobre alimentación y bebidas en América Latina Food News Latam.

El consumo mundial de vino ya se incrementó un 2,7% entre 2009 y 2013, llegando a 31.700 millones de botellas. En 2014, señala la web, experimentó un repunte que se prevé continuará en los próximos años, de acuerdo con el estudio anual del gabinete International Wine and Spirit Research (IWSR) para el salón Vinexpo de Burdeos.

En EE.UU., el crecimiento hasta 2018 será del 11,3% y llegará a los 377,9 millones de cajas de 12 botellas.

Aunque con un volumen inferior, también será muy significativo el tirón de China de un 24,8% (del 69,3% entre 2009 y 2013), hasta los 180,7 millones de cajas. El país asiático se consolidará como quinto mercado consumidor del mundo.

En el extremo opuesto, algunos de los productores tradicionales seguirán retrocediendo en consumo. Con un descenso del 5,1%, Italia bajará a la tercera posición con 273,6 millones de cajas y será adelantado por Francia, que perderá menos, un 2,8%, hasta los 288,2 millones de cajas.

En España continuará también reduciéndose el consumo, pero a un ritmo inferior. Lo hará un 4,2% entre 2014 y 2018, hasta los 78,6 millones de cajas (novena posición mundial), lejos de la caída del 12,3% experimentada en los cuatro años precedentes.

Alemania se consolidará en el cuarto lugar con un alza del 1,1%, con 277,9 millones de cajas, el Reino Unido en el sexto (5,5% más, 133,8 millones), Argentina en la séptima plaza (2% más, 110,5 millones) y Rusia en el octavo puesto (+3%, 93,5 millones).

En 2013, los espumosos representaron un 8% del volumen total de vino y en cinco años esa cuota subirá al 8,9%, según las proyecciones del estudio. Ese año, el consumo de cava aumentó en más de 100.000 cajas, gracias en particular al incremento de las importaciones de Bélgica, Nigeria y Francia.

Además, se vendieron un millón de cajas suplementarias de Prosecco al Reino Unido, lo que contribuyó a doblar las exportaciones de este vino típicamente italiano.

Por su parte, el consumo de champán cayó un 1,4 % en razón del repliegue en los tres principales mercados (Francia, el Reino Unido y EE.UU.).

Fuente: ICEX. «El Exportador»

Imagen: Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unportde