El consejero de Hacienda y Administración Pública ha presentado el pasado miércoles 15 de octubre en el Parlamento extremeño el proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Extremadura para 2015, que contarán con algo más de 5.365 millones de euros, lo que supone un 6,8% más que el presupuesto vigente.

El proyecto presupuestario tiene como objetivo primordial, según el Gobierno extremeño, la generación de empleo de calidad, a través del respaldo a los proyectos productivos, que contarán con 1.563 millones de euros, un 10% más que en actual periodo. La idea es profundizar en las políticas de empleo que han permitido reducir en 27.700 el número de desempleados del último año según EPA, cuando la economía extremeña crecía en tasa interanual al 1,2%. Ahora, con un crecimiento del PIB estimado en más de un 2%, el Gobex pone todas las herramientas y la confianza en el dinamismo de la sociedad extremeña.

Además, se intensifican las inversiones productivas, que se incrementan en un 49% hasta alcanzar los 469,3 millones. A ello habría que sumar los 363 millones contemplados en los presupuestos generales del Estado para Extremadura.

Otro de los ejes del presupuesto son las políticas sociales. A ellas se destinan seis de cada diez euros, con un total de 3.173 millones. El reforzamiento de los servicios públicos, como Sanidad y Educación, que crecen respectivamente en 94,5 y 30,8 millones, hasta alcanzar los 1.675 millones en el primer caso y los 1.063 millones en el segundo, es un compromiso del Gobex que se vuelve a traducir en euros. Suben también las partidas para dependencia (hasta los 295 millones), promoción social (124 millones) y empleo (238 millones).

El proyecto que ha iniciado su andadura parlamentaria recoge, compromisos y anuncios realizados por el presidente en recientes declaraciones públicas. Así, se incluyen partidas para los hospitales de Cáceres y Don Benito Villanueva, y para las rondas de Badajoz y Cáceres, entre otros proyectos de inversión.

También se cumple el compromiso de dar al campo extremeño, al mundo rural del siglo XXI, la importancia que tiene para el desarrollo de la comunidad autónoma. Un total de 13 proyectos vinculados directamente con el campo, que suman 1.215 millones de euros (el 24,86% del presupuesto de gastos no financieros) demuestran a las claras que las palabras de José Antonio Monago se traducen en hechos.

Igualmente tienen presencia importante los ejes estratégicos RIS (Estrategia de Especialización Inteligente) y Agrotech. En el primer caso, las políticas enfocadas a articular el proceso de excelencia de los sectores productivos con más potencial suman 282 millones distribuidos en 150 proyectos.

Como parte de la RIS, el plan director Agrotech, destinado a desarrollar bienes, productos y servicios profesionales para el mundo rural, con clara vocación de exportar este modelo a regiones de características similares a Extremadura, se dota con 222 millones, de los que 73 millones serán para 48 proyectos nuevos.

Rebaja fiscal
En el apartado de ingresos, se cuenta con la rebaja de impuestos promovida por el Gobex. Si la primera fase de estas rebajas, emprendida en 2013, han supuesto un incremento de la recaudación que han recabado un 30% de ingresos más, se espera que esta segunda fase, más amplia, con rebajas que supondrán unos 114 millones de euros, tenga un impacto aún mayor. Los cálculos más conservadores auguran un retorno de 300 millones de euros.

En números, este retorno se traducirá en un incremento de 42,7 millones en impuestos directos, y 28 millones en impuestos indirectos. Asimismo, se estima que la mayor actividad económica se traduzca en un incremento de la recaudación por tasas vinculadas a la apertura y expansión de negocios, con una subida de 38,8 millones sin incremento de la presión fiscal.

Otro capítulo de ingresos que sube es el de transferencias, que crece en 171 millones, y sumarán 2.750 millones, sobre todo por el incremento de fondos de la UE al entrar en vigor el nuevo programa operativo 2014/2020.
Finalmente, la necesidad de financiación externa se reduce en 30,7 millones, y queda fijada en 554,6 millones.

Como se ha puesto de manifiesto en todas y cada una de las cuentas presentadas por el gobierno extremeño, la estabilidad y el saneamiento de las arcas públicas continúa siendo un compromiso firme para ganar credibilidad entre los inversores. Así, los presupuestos se comprometen con el déficit fijado, el 0,7%, y un nivel del endeudamiento del 18,4% del PIB, a más de tres puntos de la media nacional y con la segunda menor deuda por habitante de España, solo por detrás de Canarias.

Fuente e imagen: Gobex