Según el informe de ‘Ofertas de Trabajo y Contratación 2014’ de la Comisión Europea, cuanto más alta es la cualificación de los trabajadores más y mejores oportunidades de empleo encuentran. Los trabajadores peor preparados tienen cada vez más problemas para encontrar un puesto de trabajo incluso si este es muy elemental.

Otra de los temas que destaca el informe es el aumento del trabajo temporal y a tiempo parcial que se ha producido durante la crisis. Superar esos obstáculos no es sencillo pero se puede conseguir, según el comisario de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión, László Andor, fortaleciendo “urgentemente” la transición entre la escuela y el mercado de trabajo e invirtiendo en acciones de formación y desarrollo profesional para lo que el Fondo Social Europeo proporciona un importante apoyo financiero.

Datos sobre el empleo

Las profesiones que más crecen y de manera más rápida son las que requieren una mayor preparación. Especialistas en software, profesionales de ventas, trabajadores de cuidado personal y  enfermeras en los servicios de salud son los más demandados y están clasificadas entre las 25 ocupaciones en las que más aumentó el empleo en 2011 y 2012.

Otras profesiones como agricultura, silvicultura o pesca han proporcionado alrededor de 1,2 millones de puestos de trabajo.

Los trabajos que precisan menos cualificaciones intermedias, en especial aquellos que requieren habilidades manuales, son los que han perdido más empleados entre 2011 y 2012. Especialmente notable ha sido la pérdida de empleo en el sector de la construcción, un 17% de media en la UE, y 50% en Grecia, Irlanda, Lituania y España. En la industria manufacturera se ha perdido un 10% de puestos de trabajo de media en la UE, unas cifras que llegan al 20% o más en los países citados anteriormente.

La contratación de personas poco cualificadas, incluso para las ocupaciones más “elementales” ha sido muy baja, esto podría significar que las personas con un nivel de preparación media se han visto forzadas a aceptar estos puestos de trabajo.

Tipos de contrato

Los contratos a tiempo parcial y temporales han aumentado durante la recesión en tres y cuatro puntos porcentuales respectivamente. La media en la UE ha sido de un 59% de contratos a tiempo parcial y de un 46% de temporales entre 2008 y 2012. Aumentando ese último año en todos los sectores llegando a superar el 70% en trabajos no cualificados agropecuarios y de pesca. La mayor parte de estos contratos han sido involuntarios, lo que demuestra que los solicitantes de empleo no han tenido más remedio que aceptar estos empleos temporales o de media jornada. El informe muestra que esta forma de contratación ha sido mayor en países con medidas mayores de salvaguarda del empleo como España, Suecia o Francia.

Medidas para la creación de empleo

El informe pone de relieve la necesidad de que los Estados miembros apliquen las políticas destinadas a mejorar el apoyo a los demandantes de empleo, como la Garantía juvenil,   un ambicioso programa a nivel de toda la UE que todos los países, España entre ellos, están poniendo en marcha. Los Fondos Estructurales de la UE también están disponible para ayudar a los Estados miembros a hacer frente a los desafíos económicos y sociales de aquí a 2020. Hay que sumar los más de 80 mil millones de euros que se pueden invertir en capital humano a través del Fondo Social Europeo

Diferencias en el mercado de trabajo en los distintos países de la UE

El informe identifica en la UE tres grupos de países en función de su mercado laboral: Los Estados miembros más afectados por la recesión como Grecia, España y Portugal, donde los jóvenes habían abandonado los estudios para emplearse como mano de obra muy elemental y donde el nivel de empleo se ha reducido en un 25 % o más respecto a los momentos anteriores a la crisis. En estos países los contratos han sido temporales en un 58%.

En otro grupo encabezado por Austria, Suecia y Alemania, en los que existía un buen intercambio entre los estudios y el empleo, han mantenido la contratación y han recuperado el Producto Interior bruto (PIB) que tenían antes de la crisis y los niveles de empleo.

Un tercer grupo formado por países como Hungría, Polonia y Eslovaquia tiene un mercado laboral con características muy especiales, entre ellas la falta de trabajadores para profesiones muy cualificadas.

Enlace: Informe ‘Ofertas de Trabajo y Contratación 2014’ >

Fuente: Comisión Europea

Imagen: Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unportde