La ministra española de Fomento, Ana Pastor, y el embajador de Portugal en España, José Tadeu da Costa Soares, han destacado el papel central de Extremadura en la estrategia logística y ferroviaria del suroeste europeo en el periodo 2014-2020. Así se ha puesto de manifiesto durante el I Foro Ibérico de la Logística, que se ha celebrado en Madrid, al que han asistido el consejero de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo, Víctor del Moral, y el director general de Transportes, Miguel Ángel Rufo.

El Consejero ha valorado que el impulso a las infraestructuras ferroviarias y logísticas que las distintas administraciones públicas están propiciando en Extremadura va a marcar un antes y un después para el desarrollo económico de la región.

Entre estas infraestructuras estratégicas para España y Portugal están la reapertura de la terminal de carga de mercancías en la estación de tren de Mérida, la puesta en marcha de la Plataforma Logística en Badajoz, la línea ferroviaria de alta velocidad Extremadura-Madrid y la mejora del enlace por tren entre los puertos de Sines y Lisboa con Europa a través de la capital pacense.

En su intervención en el Foro, la ministra española ha destacado la aceleración que su departamento está imprimiendo a las obras de la línea ferroviaria de alta velocidad de Extremadura, con la adjudicación en la última semana de las obras de los tramos, de 16,8 kilómetros, Estación de Plasencia, Estación de Plasencia-Arroyo de la Charca y Arroyo de la Charca-Grimaldo, por un total de 48,6 millones de euros. También ha hecho alusión al comienzo del proceso de montaje de la vía, con la licitación del suministro e instalación de las traviesas entre Badajoz y Plasencia, en dos contratos con un importe total de 15,6 millones de euros.

Por tanto, sólo faltan por adjudicarse dos tramos para que toda la plataforma ferroviaria entre Plasencia-Badajoz se encuentre en fase de obras. Son los trazados San Rafael-Cuarto de la Jara y Cuarto de la Jara-Arroyo de la Albuera, que forman parte del ‘by-pass’ de Mérida y que actualmente están en fase de licitación por 73,1 millones de euros.

Desde Extremadura se destaca que es muy importante que Pastor haya puesto en valor esta infraestructura ferroviaria mixta para pasajeros y mercancías durante su discurso en el I Foro Ibérico de la Logística, ya que esto demuestra el compromiso adquirido para posibilitar la reducción sustancial del tiempo de viaje entre Badajoz y la capital de España a finales de 2015 a través de trenes de altas prestaciones que circulen a 200 km/h por esta plataforma de alta velocidad.

Por su parte, el embajador luso en España ha indicado la importancia de la Plataforma Logística del Suroeste Ibérico, junto a la frontera de Caya, por su carácter intermodal. Para ello, la Comunidad extremeña invertirá 25 millones de euros durante los tres próximos años.

Extremadura, prioridad de Portugal

Portugal también ha dado a conocer en el foro su Plan IEVA (Infraestructuras de Elevado Valor Añadido), donde se han analizado las 30 actuaciones que el Ejecutivo portugués considera prioritarias y que llevará a cabo antes de 2020. Una de estas obras de infraestructura es la mejora del enlace ferroviario entre los puertos de Sines y Lisboa con Europa a través de Extremadura. Para ello, tiene previsto invertir 1.000 millones de euros en la construcción de los nuevos tramos Sines-Grándola y Evora-Badajoz.

Es de resaltar la importancia que esta actuación tendrá para Extremadura por cuanto la región pasará a tener una comunicación por tren de primer nivel con Lisboa y Sines (puerto situado a unos 180 kilómetros al sur de la capital lusa), con la consiguiente mejora de la competitividad para el transporte ferroviario de mercancías y viajeros.

Además esta actuación supone un espaldarazo para la Plataforma Logística del Suroeste Europeo, que dispondrá de una conexión ferroviaria de primer nivel con los dos grandes puertos portugueses.

Los planes del Gobierno portugués son comenzar las obras en 2016 y finalizarlas antes de 2020. En concreto se construirán los nuevos tramos ferroviarios Sines-Grándola y Évora-Badajoz, se modernizarán los ya existentes y se ejecutarán las obras necesarias para la interoperabilidad del corredor a nivel nacional, ibérico y europeo. Para ello, se electrificará la línea y se le dotará de señalización electrónica, con el objetivo de que sea igual que la línea extremeña Badajoz-Madrid, lo que permitirá la circulación de trenes de mercancías de hasta 750 metros y de convoyes de pasajeros con velocidad de hasta 200 kilómetros por hora.

En este escenario logístico, la posición de Extremadura pasa a ser estratégica ya que, en el horizonte 2020, la región dispondrá de una conexión ferroviaria de nivel europeo con Madrid y Lisboa/Sines, tanto para mercancías como pasajeros, lo que permitirá prestar un mejor servicio tanto a los ciudadanos como a las empresas, y posibilitará una mayor competitividad.

Fuente e imagen: GOBEX