El Gobierno de Extremadura, el Fondo Europeo de Inversiones (FEI) en España, y el Banco Santander en Extremadura han presentado recientemente  en Mérida la segunda convocatoria del Programa Jeremie, instrumento financiero del FEI dotado en esta ocasión con 14,2 millones de euros.

En la presentación se ha destacado que Extremadura fue la primera comunidad autónoma que firmó la creación de este fondo de cartera, para mejorar el acceso a la financiación de las microempresas y las pymes. Dicho fondo pretende estimular la innovación y ayudar al tejido empresarial a crecer y elevar la competitividad de los sectores productivos, facilitando a las empresas el acceso a una financiación en mejores condiciones que las que ofrecer el mercado, dando respuesta así a la principal dificultad de encontrar financiación a tiempo y adecuada.

El Fondo de cartera Jeremie de Extremadura, que destinó 15,7 millones de euros en la primera convocatoria, ya agotados, amplía su dotación para seguir apoyando la financiación de las pymes y contribuir al desarrollo de las empresas de la región, especialmente las de carácter innovador y de base tecnológica.

Con la ampliación de dicho instrumento financiero, impulsado por el Ejecutivo regional con colaboración con el Fondo Europeo de Inversiones y el Banco de Santander, se habrán puesto a disposición de las pymes extremeñas un total de 29,95 millones de euros entre 2013 y 2014 para mejorar su financiación.

Igualmente se ha destacado que en la ejecución de la primera convocatoria se realizaron 163 operaciones por un valor medio de 96.334 euros por operación, con préstamos que oscilan entre los 2.500 euros y el millón de euros, poniendo el acento en las pymes de carácter innovador. Así, el 35% de las operaciones realizadas han correspondido a este tipo de empresas.

Colaboración y entendimiento entre el Gobierno Regional, el FEI y el Banco de Santander

Gracias a instrumentos como el fondo Jeremie, y la colaboración y el entendimiento entre las tres partes, se posibilita la creación de empresas de base tecnológica, reforzando la actividad de la estructura financiera del tejido empresarial, el fomento de la actividad económica, potenciando el crecimiento y la expansión de las empresas.

Fuente e imagen: GOBEX