El grupo de trabajo de IEVA (Infraestructuras de Elevado Valor Añadido), ha mantenido una reunión recientemente donde se analizaron las 30 actuaciones que el Ejecutivo portugués considera prioritarias y que llevará a cabo antes de 2020. Una de estas obras es la mejora del enlace ferroviario entre los puertos de Sines y Lisboa con Europa a través de Extremadura. Para ello, tiene previsto invertir 1.000 millones de euros en la construcción de los nuevos tramos Sines-Grândola y Évora-Badajoz.

En Extremadura se destaca la importancia que esta actuación tendrá para la Comunidad Autónoma por cuanto la región pasará a tener una comunicación por tren de primer nivel con Lisboa y Sines (puerto situado a unos 180 kilómetros al sur de la capital lusa), con la consiguiente mejora de la competitividad para el transporte ferroviario de mercancías y viajeros.

También se considera que esta actuación supone un espaldarazo para la Plataforma Logística del Suroeste Europeo, que se ubicará en terrenos colindantes entre Badajoz y Elvas, que va a disponer de esta forma de una conexión ferroviaria de primer nivel con los dos grandes puertos portugueses.

OBRAS FINALIZADAS ANTES DE 2020

Los planes del Gobierno portugués son comenzar las obras en 2016 y finalizarlas antes de 2020. En concreto, se construirán los nuevos tramos ferroviarios Sines-Grândola y Évora-Badajoz, se modernizarán los ya existentes y se ejecutarán las obras necesarias para interoperabilidad del corredor a nivel nacional, ibérico y europeo.

Para ello, se electrificará la línea y se le dotará de señalización electrónica, con el objetivo de permitir la circulación de trenes de mercancías de hasta750 metros y de convoyes de pasajeros de hasta 200 kilómetros/hora.

La estrategia del Gobierno luso es convertir al país vecino, tras la ampliación del Canal de Panamá, en la puerta de entrada a Europa, y en particular a España, del tráfico de contenedores procedente del Océano Pacífico. Para ello dará un impulso a sus tres principales puertos (Lisboa/Setúbal, Sines y Leixoes), con dos vías de salida a España en altas prestaciones y electrificadas, que serían Sines-Évora-Badajoz y Aveiro-Vilar Formoso.

En este escenario logístico, la posición de Extremadura pasa a ser estratégica ya que, en el horizonte 2020, nuestra región pasará a disponer de una conexión ferroviaria de nivel europeo con Madrid y con Lisboa/Sines, tanto para mercancías como pasajeros, lo que cual permitirá prestar un mejor servicio tanto a los ciudadanos como a las empresas, y nos hará ser más competitivos.

La reunión de Évora estuvo presidida por el secretario de Estado de Infraestructuras de Portugal, Sergio Silva Monteiro, y participan diversos representantes municipales y empresariales del vecino país. En ella también están los presidentes de REFER y Comboios de Portugal (CP), las dos empresas públicas lusas que gestionan las infraestructuras ferroviarias del país y que son las homólogas de las españolas ADIF y RENFE, respectivamente.

Fuente: GOBEX

Imagen: Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported