El Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma de Extremadura, en su reunión del martes 11 de marzo pasado, aprobó un Decreto por el que se establecen las bases reguladoras de las ayudas para la internacionalización de la actividad económica de Extremadura y se efectúa la primera convocatoria para 2014 con una dotación de 682.000 euros.

Este Decreto tiene como finalidad servir a las empresas extremeñas como un marco integral de apoyo para que accedan y se consoliden en los mercados exteriores.

Las ayudas contempladas en la nueva norma se configuran como una carta de actividades a elección de las empresas en función de los programas, planes u operaciones que proyecten en el ámbito de la internacionalización.

Por una parte, se establecen medidas para facilitar el acceso de las empresas extremeñas de bienes y servicios a los mercados exteriores y estimular su participación en los eventos de comercio exterior, con especial atención al mercado de las licitaciones internacionales, así como apoyar las actividades de promoción y de comercialización que acometan en estos mercados.

Las ayudas en este apartado consistirán en una subvención del 40% de la inversión subvencionable, con un importe máximo de ayuda de 25.000 euros por convocatoria.

Además, se establecen medidas cuya finalidad es incentivar la cooperación estratégica de las empresas extremeñas a través de sociedades de comercialización, siendo el hecho subvencionable el sostenimiento de los gastos de la estructura de gestión común.

Las ayudas consistirán en una subvención del 40% de los gastos elegibles con un importe máximo de ayuda de 30.000 euros por convocatoria.

La convocatoria aprobada por el Consejo de Gobierno es la correspondiente a estas dos líneas de ayudas.

Además, el Decreto incluye medidas destinadas a la creación, por parte de las empresas extremeñas, de departamentos de comercio exterior para el desarrollo de planes de internacionalización, siendo el hecho subvencionable la contratación de técnicos de comercio exterior.

En este apartado, las ayudas consistirán en una subvención directa por importe de 30.000 euros que se abonará en tres anualidades de 15.000, 10.000 y 5.000 euros, respectivamente, para el primer, segundo y tercer año de contratación, sin que, en todo caso, se superen los gastos salariales y de seguridad social abonados. Estas ayudas se concederán una única vez por beneficiario.