El Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha lanzado la primera emisión pública del año, por importe de 1250 millones de euros, bajo el programa GMTN (Global Medium Term Note).

Esta emisión, destinada a inversores institucionales, paga un cupón del 1%, porcentaje que representa el nivel más bajo pagado por el ICO en las transacciones públicas en euros realizadas hasta la fecha. La emisión “benchmark”, con vencimiento en septiembre de 2015, ha sido dirigida por Barclays, BBVA, Deutsche Bank y HSBC.

La emisión comenzó a colocarse por la mañana con un precio de 15 puntos básicos sobre el bono del Tesoro español, siendo este diferencial el más estrecho de los últimos 4 años.

La transacción generó gran interés entre los inversores, registrándose una demanda de 1.500 millones de euros, lo que permitió fijar el importe final en 1.250 millones de euros.

La transacción ha contado con gran apoyo internacional, en línea con las últimas operaciones realizadas en 2013. De esta forma, el 13% de la emisión se ha colocado en Alemania y el 12% en Asia.

Por tipo de inversor, han sido las gestoras de fondos las que han adquirido la mayor parte de los bonos, concretamente el 45%, seguidas de bancos con el 28% y Bancos Centrales con el 12%. Por su parte, las aseguradoras y la banca privada han tomado el 9% y el 6% del papel respectivamente. La transacción ha generado gran interés entre los inversores extranjeros, quienes han adquirido el 51% de los bonos

En 2013, el ICO realizó emisiones a medio y largo plazo por importe de 10.700 millones de euros. En 2014, el banco público prevé alcanzar un volumen de emisiones en el rango de los 9.000/10.000 millones de euros.

Fuente e imagen: www.ico.es