Con la publicación en el BOE, el pasado sábado 12 de octubre, de una Circular del Banco de España, se ha cambiado el marco definitorio del concepto “pyme” (pequeña y mediana empresa) para España, a efectos de adaptar la normativa legal española a la Europea, en consonancia con el concepto imperante en la Unión Europea, que es el contenido en la Recomendación 2003/361/CE de la Comisión, de 6 de mayo de 2003, sobre la definición de microempresas, pequeñas y medianas empresas.

Antes,en nuestro país se definía a la pyme como  una empresa de menos de 50 trabajadores en plantilla, 5,7 millones de euros como máximo de facturación y 2,8 millones de euros de activos.

Desde la publicación de la Circular del supervisor se amplía el concepto de pyme hasta los 250 trabajadores, 50 millones de euros de facturación y 43 millones de euros de activos. Esta nueva definición implica que los bancos podrán conceder créditos a empresas más grandes que antes con menor consumo de capital, puesto que esta categoría de pyme se beneficia de un tratamiento favorable a efectos del cálculo de exposiciones ponderadas por riesgo, además de igualar a las pymes españolas con sus análogas en toda Europa.

La comisión EUROPEA adoptó el 6 de mayo de 2003 una Recomendación sobre la definición de PYME, que modificaba la Recomendación de 1996. El texto define los tipos de empresa (autónoma, asociada y vinculada) y fija un método transparente para calcular los límites financieros y de número de empleados.

 

Recomendación de 1996

Recomendación de 2003

Categoría de empresa

Efectivos

Volumen de negocio

Balance general

Volumen de negocio

Balance general

Mediana

<250

<= 40 m €

<= 27 m €

<= 50 m €

<= 43 m €

Pequeña

<50

<= 7 m €

<= 5 m €

<= 10 m €

<= 10 m €

Micro

<10

<= 2 m €

<= 2 m €

Anexo: CIRCULAR BANCO DE ESPAÑA

Imagen:  Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported