Cerca de 1.000 empresas de reciente creación (start-ups) y otras empresas altamente innovadoras recibirán ayudas gracias a una nueva ronda de financiación de 100 millones de euros procedentes de la Asociación Público-Privada para la Internet del Futuro de la Comisión Europea para desarrollar aplicaciones y otros servicios digitales en ámbitos como el transporte, la sanidad, la fabricación inteligente, la energía y los medios de comunicación.

Esta tercera fase de la financiación de la Asociación se destina a desarrollar nuevas aplicaciones y servicios de Internet para una gran variedad de ámbitos. La financiación se canalizará a través de 20 consorcios – equipos del ecosistema de Internet -, que contarán con: aceleradores, plataformas de micromecenazgo, inversores en capital riesgo, espacios de trabajo compartidos, entidades regionales de financiación, asociaciones de empresas y pymes tecnológicas y empresas de tecnología. Los consorcios elegidos serán seleccionados según la manera en que se planteen maximizar el impacto económico de su financiación en todo el ecosistema de Internet.

Los servicios y aplicaciones se construirán en torno a las tecnologías desarrolladas en el programa de la Asociación Público-Privada (PPP) para la Internet del Futuro de la Comisión Europea.

El anuncio de esta financiación es el tercer y último anuncio de la PPP de la Internet del Futuro, una asociación de 500 millones de euros, creada en 2011 para ayudar a las empresas y a los gobiernos a aprovechar la revolución de la Internet y los datos móviles y espolear la innovación y los puestos de trabajo en las industrias digitales de Europa.

La PPP de la Internet del Futuro trabaja para hacer más inteligentes las infraestructuras y los procesos empresariales (o lo que es lo mismo, más inteligentes, más eficientes y más sostenibles) mediante una integración más estrecha con el potencial de Internet para los contactos en red y la computación. La PPP examina diferentes sectores, como el transporte, la sanidad, los medios de comunicación, la fabricación inteligente y la energía. Define posibles modelos empresariales innovadores para estos sectores. Ha desarrollado tecnologías europeas únicas y las piezas necesarias para construir herramientas y servicios en campos como la computación en nube, las ciudades inteligentes, los grandes volúmenes de datos y la Internet de las cosas.

En 2013 se han puesto en marcha cinco ensayos a gran escala para validar las tecnologías desarrolladas con opciones de usuario real. Las plataformas específicas de cada sector, desarrolladas por estos ensayos, se pondrán a disposición de las pymes y de los ciberempresarios para que desarrollen servicios y aplicaciones. Esta financiación también forma parte del plan «StartUp Europe» de la Comisión para acelerar, conectar y celebrar los ecosistemas de empresarios europeos de forma que las start-ups tecnológicas no sólo se creen en Europa, sino que permanezcan en Europa.

Fuente: Comisión Europea

Imagen: Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported